Problema para andar en perros: la hernia cervical

Una hernia discal cervical en perros es más frecuente de lo que a veces se llega a pensar por las familias, aunque también es cierto que es una situación delicada que además de general dolor, puede llegar a causarles problemas para andar o incluso provocarles invalidez o parálisis.

El caso de OTTO sería uno de ellos.

Una hernia discal puede afectar a la movilidad de los perros

Una hernia discal puede afectar a la movilidad de los perros

OTTO era un paciente que llegó remitido desde su clínica veterinaria de confianza, Canisax Veterinarios, para que pudiera ser valorado por el equipo de neurología veterinaria de Valencia Sur.

Su estado era un tanto preocupante ya que presentaba muchas dificultades para andar con normalidad, es más, a su llegada al hospital veterinario, había llegado hasta el punto de que no podía ni siquiera ponerse en pie.

Tras una primera valoración, el equipo determinó que se le debía practicar un TAC, ya que, mediante esta prueba diagnóstica, estábamos convencidos de que se podría determinar el tamaño de la lesión.

El diagnóstico era claro, el estado en el que estaba OTTO estaba causado por una hernia cervical, que además estaba en un punto muy delicado, no obstante, para que tuviera la oportunidad de volver a andar y que dejara de soportar el dolor, el equipo de neurología veterinaria tendría que intervenirle.

Este tipo de operaciones no están exentas de riesgo, especialmente en casos como el de OTTO, un perro de gran tamaño.  No obstante, en Valencia Sur contamos con un equipo del más alto nivel.

Finalmente, la cirugía fue todo un éxito como podéis ver en este vídeo. Después de una semana, OTTO pudo volver a caminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *