Riesgos de la parálisis laríngea en perros longevos

Son muchos los pacientes que llegan al Hospital Veterinario Valencia Sur por problemas respiratorios graves y que acaban siendo diagnosticados de parálisis laríngea, una patología que puede llegar a ser muy grave, especialmente en perros de mayor edad.

Cuando un perro tiene parálisis laríngea, sucede, en rasgos generales, que los músculos que en un paciente sano abren las vías respiratorias, no están funcionan de manera correcta en los perros afectados.

cirujano veterinario 1

Jorge Llinás, experto en cirugía maxilofacial y de tejidos blandos en el Hospital Veterinario Valencia Sur

Son distintas las causas que pueden llevar a que un animal la sufra, algunas de ellas idiopáticas y otras de carácter desconocido, e incluso algunos pacientes por causas congénitas, no obstante es más frecuente que afecte a perros mayores.

Los primero síntomas que las familias de las mascotas suelen apreciar y que nos cuentan cuando acuden a nuestros especialistas veterinarios son tos, respiración ruidosa, intolerancia al ejercicio y también cambia el tono de su ladrido.

En los casos más leves puede controlarse con medicación y una serie de medidas a tomar que, los veterinarios generalistas explican a las familias, no obstante, la corrección quirúrgica de la parálisis laríngea a la larga, aporta mayores beneficios para los pacientes. No olvidemos que esta patología puede incluso poner en riesgo la vida del perro afectado.

El caso de Oti, una paciente de raza cocker de avanzada edad que llegó hasta Valencia Sur por unos graves problemas respiratorios y tras realizarle una laringoscopia, se confirmó el diagnóstico, Oti estaba afectada por una parálisis laríngea y teniendo en cuenta su gravedad, la mejor alternativa era realizarle una cirugía.

Jorge Llinás, experto veterinario en cirugía maxilofacial y de tejidos blandos, fue el encargado de llevarla a cabo. Para ello se abrió la laringe a Oti por la parte no cortante del bisturí y se procedió a realizar la intervención mediante la cual se le aumentó la abertura de su laringe.

Tras la cirugía, al poco tiempo ya se apreciaba una mejoría notable en su respiración y Oti pudo volver con su familia con una mayor calidad de vida, y todo gracias a esta corrección quirúrgica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *