Qué es un hospital de especialidades veterinarias

Es habitual que se confundan consultorios con clínicas o con hospitales veterinarios. Sin embargo, aunque tienen una relación estrecha, especialmente de colaboración, son dos cosas diferentes y con funciones distintas.

Uno de los parámetros para distinguir unos de otros es la gravedad del caso que se trate en cada uno de ellos. En líneas generales, en los consultorios y clínicas veterinarias se tratan casos de menor gravedad o complejidad, aunque no por ello son menos importantes para la salud de las mascotas. Entre estos casos, se pueden incluir revisiones, vacunación o ciertas cirugías, como por ejemplo las de esterilización, entre otros. Todos ellos son casos de tratamientos ambulatorios para animales, y también consultas particulares.

No obstante, en algunos casos, si el animal ha sufrido un accidente muy grave o tiene una enfermedad que necesita una atención especial, es probable que tu veterinario de confianza te remita a un hospital de especialidades veterinarias.

hospi

En un hospital de especialidades veterinarias se tratan casos que requieren una atención especial.

Los hospitales de especialidades veterinarias cuentan con especialistas en diferentes áreas como Neurología y Neurocirugía, Cirugía especializada, Odontología y Maxilofacial, Dermatología, Cardiología, Oftalmología, Oncología, Traumatología y Ortopedia, Anestesia o Fisioterapia y Rehabilitación, además de un servicio de Urgencias que está abierto las 24 horas durante todo el año, para poder atender los distintos casos.

Pero, además, otra de las cosas que caracteriza a estos centros es que cuentan con tecnología e instalaciones punteras para el diagnóstico y tratamiento de aquellos pacientes que llegan para ser atendidos a causa de situaciones particulares.

hospital veterinario

Valencia Sur es un Hospital de especialidades veterinarias que cuenta con tecnología para realizar resonancia magnéticas.

En Valencia Sur, somos un Hospital de Especialidades Veterinarias que trabaja con casos referidos. Esto es que, los consultorios o las clínicas veterinarias, tras valorar los casos de sus pacientes, deciden si es conveniente que sea un especialista quien lleve el caso por el bienestar del animal y por la gravedad del asunto.

En ocasiones las clínicas veterinarias solo precisan de la realización de ciertas pruebas diagnósticas como analíticas, TAC, resonancia magnética, electromiografía, etc, y solicitan la realización de las mismas al Hospital Veterinario para que las haga y se las remita, o en otros casos, se considera necesario que directamente el paciente sea tratado en el hospital.

En uno u otro caso, siempre es el veterinario habitual quién tomará la decisión de que el animal sea valorado o no por los especialistas del Hospital Veterinario.

Pero, aunque esta es la tónica general, siempre hay excepciones, que vienen marcadas por el grado de urgencia de cada caso en particular, y esto son los casos fuera de horario de consulta de las clínicas y los casos de gravedad que se tratan en las urgencias de los Hospitales Veterinarios.

Como veis, aunque todas están relacionadas, cada uno tiene su papel en la salud y bienestar de las mascotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *