Kiara, la perra a la que ataron y prendieron fuego

Kiara, la perra a la que ataron y prendieron fuego

Este es un post sobre Kiara, una perra de raza pitbull que se encontraba abandonada en Osuna, una localidad de Sevilla, y a la que unos desalmados ataron a una rueda de coche por el cuello para posteriormente prenderle fuego.

Kiara acababa de ser madre, pero no sabemos nada de sus cachorros que seguramente murieron después de lo sucedido.

La suerte que tuvo Kiara es que mientras estaba quemándose viva alguien la encontró, la asistió y la llevo rápidamente a la clínica veterinaria de Osuna donde recibió la atención necesaria para poder salvar su vida.

En un grave estado de salud, sufriendo quemaduras de segundo y tercer grado, Kiara ingresó en el Hospital Valencia Sur gracias a la actuación de la asociación de rescate Lets Adopt para recibir la atención hospitalaria especializada.

Nuestro centro atiende casos de especialidad y urgencias contando con un equipo de cuidados intensivos durante las 24 horas del día que ofrece a pacientes como Kiara, una última oportunidad de salir adelante.

Kiara, la perra a la que ataron y prendieron fuego siendo tratada en el Hospital Veterinario Valencia Sur

Desde su llegada, se le han realizado todo tipo de pruebas para ayudar a evaluar lo mejor posible la gravedad de su estado clínico y establecer un protocolo de trabajo médico específico: ecografías, radiografías, análisis de sangre, tratamientos con láser de las quemaduras y hasta asistencia por el equipo de etología, para apoyarla a nivel psicológico después de haber pasado por el trauma de perder a sus cachorros y ser quemada viva.

Desde Valencia Sur atendemos casos extremos de maltrato animal que son referidos desde diferentes puntos de España por asociaciones y centros veterinarios realizando una importante labor social.

Actualmente Kiara está recuperándose con un buen pronóstico gracias a la labor de todo el equipo del hospital que está completamente involucrado con el caso. Tras su total recuperación, el siguiente paso será encontrarle una familia que la quiera, la cuide y la haga olvidar la terrible pesadilla que ha tenido que vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *