Fractura en el codo de un cachorro

Las fracturas pueden ser complicadas de solucionar especialmente cuando es en cachorros y tan pequeños como fue el caso de IRIS.

Iris llegó al Hospital veterinario Valencia Sur con tan solo 6 meses de edad debido a que mientras jugaba con su madre se produjo una fractura en su codo, algo que le producía dolor y, tras ser valorada por sus veterinarios los compañeros de la Clínica Veterinaria e Ontinyent, se decidió que se la tratara desde este hospital y remitieron el caso.

iris

Iris, el cachorro con fractura de codo que llegó hasta el Hospital Veterinario Valencia Sur

A su llegada, el servicio de traumatología veterinaria le realizó nuevas pruebas para tomar decisiones en la manera de proceder para ayudar a IRIS y la alternativa tras ver la fractura era la cirugía, una cirugía que iba a ser complicada debido al tamaño de la articulación.

Antonio Cañadillas y su equipo afrontaron un gran reto con esta cirugía veterinaria pero con mucha confianza de lograr el éxito debido a la gran experiencia que poseen en el campo de la traumatología.

En la intervención de Iris, también fue muy importante el servicio de anestesia del hospital veterinario encabezado por Teresa Mangas, ya que ambos equipos debían estar muy compenetrados para que todo saliera bien.

Para operar a Iris por su fractura en el codo, se utilizó la tecnología denominada arco quirúrgico, algo que permitió que los cirujanos tuvieran una mayor precisión con una mínima invasión.

La intervención fue todo un éxito y tras finalizarla se le practicaron nuevas pruebas a IRIS que corroboraron que el resultado era satisfactorio.

Al poco tiempo Iris despertó y empezó su proceso de recuperación. Un gran trabajo el del servicio de traumatología veterinaria de Valencia Sur

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *